lucasgibbs

lucasgibbs 26 de Junio de 2018

ser un-condicional

Nuevos días, nuevos momentos.

Estamos en un nuevo mundo, eso creo yo.

Yo siento esto: uno nace todos los días y hace algo. Uno siempre hace algo para sí mismo. Es inevitable. Uno hace, no lo evita, ¡algo hay que hacer! La pregunta es ¿qué?

Es fundamental hacer algo. Y es inevitable.

Es interesante.

Descubrí con el tiempo que hay un valor incalculable en hacer algo sin condicionamientos y sin condiciones. O sea, incondicionalmente. Y descubrí eso. Yo sé que es difícil de entender. Para la mayoría de la gente. Pero la verdad es que el amor es incondicional. Y si no es incondicional, entonces no sé muy bien qué es. 

Empecé haciendo música y escribiendo para un noticiero. Ambas cosas eran incondicionales. Y eso me gustó, y lo hice porque sentí una necesidad: aprender a ser incondicional, firme. Sin pensar en un resultado. Sin pensar en el riesgo. ¡Sin pensar!

Me involucré en el proceso. Confié. Y sigo confiando.

La vida es incondicional. Cuando nacemos, no hay exigencias. Tal vez hay exigencias sociales, culturales, etc. Pero esas exigencias son del humano, no son de la vida misma. La verdad es que nacemos sin condiciones. No hay que pagar algún derecho por haber nacido. Eso no tiene sentido. Es algo que no pasa.

Lo incondicional permanece. Espera; sigue ahí. ¡No tiene que irse! No está pensando en nada.

En cambio, lo resultadista desaparece. Se mueve, se deja llevar. Se desvanece.


¡COMENZÁ A ESCRIBIR AHORA!

Todos pueden formar parte de Verum. Creá tu cuenta y comenzá a compartir tus opiniones.

Comenzar
ARTÍCULOS RELACIONADOS
COMENTAR
  • No hay comentarios aún...